Cuatro chinos duraron 180 días aislados para simular colonias espaciales

Estuvieron en una cápsula cerrada donde experimentaron la posibilidad de que el hombre sobreviva en un entorno aislado y cultive vegetales.

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa| Getty Images

Los cuatro voluntarios, tres hombres y una mujer, salieron del recinto cerrado situado en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, cerca de Hong Kong, saludaron a los periodistas y se abrazaron a sus familiares, según mostraron las cámaras de la televisión oficial CCTV.

Dos operarios habían abierto poco antes la puerta presurizada que daba acceso al recinto, del que uno a uno fueron saliendo los cuatro participantes en el experimento (Tang Yongkang, Luo Jie, Wu Shiyun y Tong Feizhou), vestidos con el mono azul típico de los astronautas chinos, sonrientes y sin aparentes signos de fatiga o enfermedad.

“Estamos ya más relajados, después de muchas presiones. Nos sentimos bien, y con mucho esfuerzo hemos cumplido la tarea”, señaló a CCTV el doctor Tang, jefe del equipo, mientras su compañero de experimento Wu confesaba que su gran deseo en ese momento era “darse un baño y comer marisco”.

Durante el experimento, patrocinado por el Centro de Astronautas de China, el Centro Aeroespacial de Alemania y la Universidad de Harvard, se midieron distintos signos vitales de los cuatro voluntarios, desde sus cambios psicológicos a biorritmos, pautas de sueño o cambios fisiológicos.

Los cuatro vivieron en una cápsula de 370 metros cuadrados, dividida en ocho compartimentos y que incluía un invernadero, donde cultivaron en condiciones artificiales soja, cacahuetes, lechugas, boniatos y coles, entre otros productos agrícolas.

“Estaría muy bien que pudiéramos plantar verduras en el espacio y comerlas”, manifestó Tong, la única voluntaria del grupo, visiblemente emocionada cuando fue abrazada por su familia a la salida de la cápsula.

Las plantas formaron parte de un sistema ecológico interno establecido en la cápsula que permitía reciclar y regenerar el oxígeno y el agua, reduciendo la dependencia de suministros vitales procedentes del exterior, en vista a que en el futuro pueda haber colonias humanas plenamente autosuficientes.

China es uno de los países que está explorando más intensamente en la actualidad el espacio, al que ya ha enviado seis misiones tripuladas, la última los pasados meses de octubre y noviembre, con dos cosmonautas.

También ha enviado sondas lunares, por el momento no tripuladas, y prepara una similar a Marte.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error