Quizás te gusten esas películas donde las chicas malas mandaban en el colegio porque encuentras cierto parecido con ellas. O esas series donde el protagonista es un chico incomprendido y sientes que por fin encontraste a alguien que te entiende, así no puedas hablar con él.

O te sientes identificado con ese héroe que lo perdió todo por defender a sus amigos.

Cuando te ‘enganchas’ con una serie o una película entiendes lo que sienten los personajes de esa historias, porque encuentras una conexión.