Viviendas populares en Bosa, otro capítulo de la pelea Peñalosa-Petro

Este miércoles, la Alcaldía de Bogotá anunció que en esa localidad se van a construir 6.129 casas para familias de bajos ingresos.

 
Foto: Alcaldía de Bogotá

Las viviendas serán edificadas en la periferia de la ciudad, cerca de la orilla del río Bogotá, y hacen parte de un proyecto conocido como Plan Parcial Campo Verde, que en la administración anterior había sido detenido.

Cuando Gustavo Petro supo la noticia, publicó un video en el que asegura que las viviendas se podrían inundar: “Este es el lugar más peligroso para construir en la ciudad de Bogotá, dado que en años pasados se inundó”.

En la grabación, además de presumir que su alcaldía había entregado otros apartamentos ahí cerca, el exmandatario distrital afirmó que durante su gobierno se había detenido ese proyecto y se declaró como de alto riesgo el sitio donde se edificarán las nuevas viviendas.

La Secretaría de Planeación, en su cuenta de Twitter, respondió que esos temores de Petro son falsos y afirmó que en marzo de este año el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) actualizó el concepto técnico sobre Campo Verde, teniendo en cuenta trabajos recientes en el río Bogotá, de manera que la construcción ahora tiene luz verde.

“La zona donde se construirán las 6.129 viviendas en Bosa es totalmente segura… Las obras de mitigación del riesgo en el río Bogotá tienen en cuenta el cambio climático”, escribió la secretaría en la red social.

Por su parte, Richard Vargas, director del Idiger, le dijo a El Espectador lo siguiente: “En este momento, un aguacero intenso en Bosa puede causar un encharcamiento y que se inunden algunas viviendas, pero eso no quiere decir que el río Bogotá se vaya a desbordar. La causa podría ser un alcantarillado tapado”.

“El concepto de 2013, de manera intempestiva y sin cálculos hidráulicos, puso en duda el proyecto señalando que había incertidumbre. Luego viene la ampliación del río y en esas nuevas condiciones emitimos el concepto en marzo de 2016”, añadió Vargas.

Sin embargo, Javier Pava, el director del Idiger durante la alcaldía de Petro, tiene otra opinión. Consultado por El Espectador, Pava afirmó que aún falta un tramo del río Bogotá para intervenir y que por esa razón aún podría haber riesgo de inundación: “Las obras que plantea la CAR no van a ser suficientes y no resuelven el problema, más cuando los trabajos hoy llegan apenas hasta la Calle 80”.

La Secretaría de Planeación, a su turno, asegura que los predios de Campo Verde no se inundaron en 2011, cuando el país estuvo afectado por el fenómeno de La Niña:

Pero un documento de 2010, con recomendaciones del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (entidad que ahora se llama Idiger), hacía la siguientes advertencia sobre la zona de Campo Verde

“Es de gran importancia recalcar que la amenaza de inundación por desbordamiento sólo puede reducirse y de ninguna forma eliminarse”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: