Nadie está vacunado contra el populismo y 5 opiniones para que forme la suya

El Eln y el secuestro son cuestionados por los analistas, aunque también existe una fuerte crítica hacia las izquierdas latinoamericanas.

 
Getty Images

El Eln está obligado a decir públicamente que abandona el secuestro

Para hablar con tranquilidad sobre otros temas en una mesa de diálogo con el Gobierno, sostiene León Valencia en El Espectador. Aunque la columna la escribió antes de la liberación de la periodista Salud Hernández-Mora, el analista cree que es un “grave error (del Eln) al defender el secuestro con el argumento de que hace parte integral del conflicto”, porque el “secuestro es una violación al derecho internacional humanitario que entra entre las cosas que se abandonan, que se dejan, que no se pueden transar”.

Un balbuceante Santos niega que el secuestro exista

El columnista de El Tiempo, Mauricio Vargas, reprochó el pobre manejo que el Gobierno Nacional le dio al secuestro de Salud Hernández-Mora sobre el que siempre existió la duda (oficial) de que no se trataba de una retención ilegal, sino de una falta de comunicación de la periodista que se encontraba haciendo reportería en la región del Catatumbo, y agregó que, prácticamente, es una zona que se convirtió en “un verdadero mar de coca que, hecho cocaína, sale con facilidad hacia Venezuela (…)Los frentes del Eln en la zona están popochos y por eso poco les inquieta poner palos en la rueda a la mesa de negociación con el Gobierno, cuyo inicio ha sido anunciado en vano varias veces desde el 2014”, señaló el periodista.

El Eln parece tener serios problemas para asimilar el dogma de la paz

El diario El Tiempo, en su editorial de este domingo, ha dicho que el Eln no tiene conciencia de que la guerra agravó “aquello que querían aliviar” y esa incoherencia política y estratégica determina la “mezcla de desconcierto y rabia, que hoy millones de colombianos experimentan frente al andar reciente del Eln”, señaló el periódico. Todo esto para indicar que en el país existen grandes regiones en donde la “realidad socioeconómica continúa siendo la que ha alimentado por décadas la confrontación armada, y con el agravante de que las organizaciones que hacen presencia allí no han contemplado ninguna dejación de armas”.

Nadie está vacunado contra el populismo

El periodista Gustavo Gómez Córdoba destaca en su columna de El País de Cali, un interesante libro (Populismo vs. República) que ha venido a analizar la vertiente de izquierda en América Latina y en la que los mandatarios de turno se mueven en los terrenos del odio. “Stalin, Hitler, Mussolini, Chávez, Perón, Castro y Morales han transitado el mesianismo redentor y las ideas de volver a crear el Estado alrededor de sus egos, con el apoyo de un único partido, el de ellos”.

Hay que dejar esos combustibles fósiles bajo tierra

Si es que de una buena vez la humanidad desea contener los efectos del calentamiento global, dice el columnista Juan José Hoyos en El Colombiano. El planeta está experimentando un periodo de calentamiento con registros históricos y es posible que sean superados en periodos cercanos. No obstante, Hoyos destaca que por fin algunos países desarrollados están actuando para obtener energía limpia con el fin de alimentar ciudades enteras (Alemania logró satisfacer casi toda su demanda energética con nuevas plantas de energía solar y eólica), aunque solo sea un esfuerzo temporal, indicó.

¿Por qué no permitir también el uso recreativo de la marihuana?

“El paradigma mundial está cambiando por fin, y Colombia debe aprovechar para sacudirse los prejuicios en el tema de las drogas. Un enfoque de salud pública y de libertades individuales puede dar muchos más réditos que insistir en una terca criminalización que no hace más que castigar a los más vulnerables, mientras los narcotraficantes siguen en la impunidad”, destaca el Espectador este domingo en su editorial. Agrega, que es el momento para que Colombia empiece a dar un giro y permita que cada colombiano tenga “el derecho de elegir si utilizar o no la marihuana dentro de su libre desarrollo de la personalidad. Como pasa con el alcohol o el tabaco”, atribuyendo este argumento a las altas cortes.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: