Nacho Vidal interpuso una denuncia contra la Clínica Country, ubicada en el norte de Bogotá, por acto sexual abusivo.

Vidal asistió a ese centro médico, el pasado martes 17 de octubre, por un dolor de oído, y, presuntamente, terminó manoseado en sus partes íntimas.

Daniel Mendoza, abogado del actor, aseguró a AFP que el médico le dijo a Vidal: “¡Bájese los pantalones!”.

“Empezó a tocarlo. Nacho se sorprendió un poco, pero tuvo una erección, porque Nacho es Nacho”, afirmó Mendoza.

Esa misma versión la entregó Vidal a W Radio, este miércoles:

“Yo tomo una medicina diariamente, que es un vasodilatador, lo cual hace que yo tenga una facilidad de erección muy, muy, muy rápida. Entonces, lo que pasó es que este señor me estaba manipulando allá abajo y yo estaba mirando al techo, rezándole a lo más sagrado que por favor no entrara en erección, y entré en erección. Este señor, al ver que entré en erección, empezó a juguetear, a coquetear y a mirar. A mirarme de pie con mi miembro viril como un hierro”.

El actor de cine para adultos, además, dijo a la emisora que estaba acompañado por un amigo que grabó al médico, de unos 25 años, cuando en una segunda oportunidad le hizo quitar la ropa, le siguió tocando sus partes íntimas y lo volvió a excitar.

“Mi amigo y yo nos miramos como ¿esto qué es? O sea, yo he venido aquí por un tapón en los oídos y me está tocando todo lo demás, menos los oídos”, señaló famoso.

El artículo continúa abajo

Vidal también indicó que en el video, que ya está en poder de su abogado y las autoridades como prueba, se ve que él está “estirado en la camilla, y él [doctor], en las partes bajas de mi cuerpo, en el pene”.

Cuando los periodistas le preguntaron por qué no reaccionó en la primera oportunidad, el actor contó: “Estaba muerto de vergüenza y pensaba: ‘Por favor, Nacho no te erectes’”.

“Yo lo que pienso, entre muchas cosas, es que él al ver que tuve una erección pues pensó que él me gustaba, por eso me lo hizo una segunda vez”, añadió el actor.

Sin embargo, no entiende por qué no reaccionó: “No me levanté y le di un puñetazo en la jeta, pero es que no acostumbro a levantarme a darle un puñetazo a un médico que me va a curar. Yo iba a curarme y si eso me iba a curar, pues lo estaba dejando hacer, es que yo no tengo idea de medicina”.

Finalmente, Vidal pide que su caso sea visto como un ejemplo de abusos sexuales que se podrían cometer por parte de médicos, y concluyó:

“Imaginaros que vuestra hija de 11 años va al médico por un dolor de oídos y acaban tocándole en otro lugar. Esto no es que sea Nacho Vidal el actor porno que se está quejando […]. Aquí no se trata de mí, se trata de que hay que denunciar. Seas quien seas, así no seas Nacho Vidal, no seas un actor famoso”.

La entrevista completa en la emisora la puede escuchar a continuación.