Personas confiesan las peleas más tontas que han tenido con su pareja

Desde peleas por gustos personales, hasta noches de copas que llegan a otro nivel hacen parte del listado.

 
Getty Images

Vivir en pareja no es nada sencillo, especialmente cuando surgen disputas a partir de situaciones que no ameritan mucha atención. De acuerdo con el portal Science of People, el 69 % de los conflictos matrimoniales nunca llegan a resolverse y la misma pelea resurge bastante seguido.

Varias investigaciones del doctor John Gottman han demostrado que las peleas más comunes se deben a que no hay mucho tiempo libre, al dinero, a las labores del hogar, a la intimidad y la mayoría se dan en familias grandes.

Sin embargo, hay varios conflictos que surgen en situaciones cotidianas que no deberían tener mucha importancia.

El portal Broadly retomó algunas de las peleas más tontas que han tenido algunos de sus lectores.

Sable

Contó que un día su pareja empezó a llorar cuando le preguntó por qué estaba molesto. Entre lágrimas, él le dijo que estaba preocupado porque no tenían el mismo gusto en cuanto a libros y películas. Además, dijo que estaba preocupado por subir de peso, pues le encantaba comer entre comidas. Aseguró que terminaron su relación 3 meses después.

Zach

Reveló que un Halloween tomó una calabaza de su vecino y se la llevó a casa a escondidas. Cuando su novia se dio cuenta, él intentó hacerle creer que llevaban ahí un tiempo, pero ella no se creyó el cuento y la pelea duró varias horas. A pesar de la discusión, contrajeron matrimonio y se encuentran muy felices.

Patrick

Cuando estaba saliendo con una mujer, decidió llevarla a comer ‘brunch’ y ordenó dos cafés. Como estaba con guayabo, decidió pedirlos de tamaño grande, pero cuando vio la cuenta, cada café tenía un valor de 16 dólares, aproximadamente 45 mil pesos. Para no pagar, decidió irse sin que nadie se diera cuenta, pero no salió libre de la situación, pues su novia no dejó de gritar y pelear.

También le puede interesar:

Diana

Durante una noche de copas, ella y su novio salieron a coger el subterráneo y sin aguantar el dolor de sus pies, causado por sus zapatos, empezó a quejarse sin cesar. En ese momento le dijo a su novio que tenía que comprar zapatos porque no tenía más, a lo que su novio respondió en tono de burla: “No tienes zapatos desde que somos novios, ¡Cómprate unos!”. Aunque la frase no tenía la intención de ofender, ella se tomó las cosas muy en serio y duraron peleando todo el viaje de regreso a casa.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: