¿Cuál es la edad adecuada para dar a un niño un smartphone?

La pregunta fue analizada por el diario The New York Times, que asegura que ya se generó un debate en torno al tema.

 
Getty.

Según la firma de investigación estadounidense Influencia Central, los pequeños están recibiendo su primer celular sobre la edad de 10 años, mucho más jóvenes que en 2012 (cuando lo tenían a los 12 años).

Sin embargo, dice ese medio, el tema ya es polémico porque una buena cantidad de niños ya comienza a tener un dispositivo inteligente propio desde una edad más temprana (sobre los 7 años), aseguran expertos.

“Pienso que esta edad va a ser tendencia porque los padres están cansados de entregar sus teléfonos inteligentes a sus hijos”, aseguró a ese medio Stacy DeBroff, presidente ejecutivo de la firma.

Sin embargo, sobre el tema no hay una verdad absoluta y el periódico estadounidense consultó a otros expertos tecnológicos, James P. Steyer, CEO de Common Sense Media, una organización especializada en contenidos para familias, asegura que la regla que aplica en su hogar consiste en no entregarles un smartphone a sus hijos hasta que no entren a la escuela secundaria; según él, hay que aprender primero el valor de comunicarse personalmente.

Según él, no hay un número mágico para considerar desde qué edad es aconsejable darles un dispositivo propio, lo más importante es qué tanta responsabilidad y madurez tiene.

Pero, ¿cuál es el momento oportuno entonces? Algunos expertos consultados por The New York Times aseguraron que la edad ideal son los 12 años, otros consideraron que los 14. Sin embargo, reconocieron que estos dispositivos generan distracciones adictivas, que afectan el trabajo escolar y exponen a los más pequeños al matoneo en línea y al denominado ‘sexting’ (envío de contenido erótico a través de móviles).

Una escritora, la señora Weinberger, examinó durante un buen tiempo a 70 mil niños durante 18 meses y entre sus conclusiones se deduce que el ‘sexting’ inicia en el quinto grado y la adicción a la pornografía a los 11 años.

Otro ejemplo es un estudio de este año hecho por Common Sense Media, y citado por ese medio norteamericano, en el que se encuestaron 1.240 padres e hijos: el 50 % de los menores admitió la adicción por su smartphone, mientras que el 66 % de sus padres consideran que sus primogénitos utilizan demasiado el dispositivo. Incluso, el 36 % de los padres dijo que todos los días pelea con los pequeños por el celular.

Para el periódico, también hay pros y contras con el uso del smartphone. Entre los primeros se destaca que tienen acceso a aplicaciones que pueden servir de base para la educación y encontrar gran cantidad de información útil en la web.

Sobre los contras, asegura, se encuentran las distracciones, aplicaciones ‘sexting’, ‘apps’ de redes sociales, en donde los agresores cada vez más hacen de las suyas.

Además, llama la atención sobre la responsabilidad en la enseñanza de los padres y de medir a los menores en cuanto a su capacidad de ejercer un control sobre el aparato. Incluso, habla de establecer límites.

Recomendaciones

Ese diario aconseja a los padres activar o desactivar algunas funciones de los teléfonos. En el caso del iPhone, por ejemplo, habla sobre la posibilidad de restringir el navegador Safari para que no acceda a contenidos para adultos; esto lo pueden hacer a través del menú ‘Ajustes’ y ‘Restricciones’.

Para Android, las restricciones se pueden hacer a través de aplicaciones que se encuentran en Google Play. Una recomendada por la escritora es Qustodio, para monitorear qué mensajes de texto envían sus hijos, deshabilitar aplicaciones e, incluso, apagar el dispositivo remotamente.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: