Andrés Piñeros Latorre
Opinión de Andrés Piñeros Latorre

“Soy periodista graduado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, he trabajado en diferentes medios de comunicación como El Espectador, radio Melodía, Colprensa, el diario La República y El Periódico de Bogotá.

He sido además colaborador de Soyperiodista.com donde escribí bajo el seudónimo de “Francisco Latorre” y de la revista LaTadeo. Tengo 46 años, he vivido toda la vida en la ciudad de Bogotá y conozco ciudades como Londres, París, Washington, Quito y Buenos Aires, por lo que considero que tengo las herramientas apropiadas para escribir interesantes artículos sobre la vida en las ciudades.

Recientemente he trabajado en el área inmobiliaria, por lo que considero que puedo combinar mi profesión con la experiencia en un tema de gran interés para sus lectores, como es el de la vivienda y la finca raíz.

A partir del intrincado mundo de la vivienda y las diferentes alternativas que se presentan en las metrópolis, estaría dispuesto a desarrollar interesantes textos con sentido social, crítica y porque no buen humor.

Los artículos serían de publicación quincenal y servirían para acercar a los lectores a las diferentes alternativas inmobiliarias de Bogotá y de otras capitales del mundo.

Vivir en una de estas urbes trae grandes ventajas como su gastronomía, sus museos y galerías de arte, sus parques y teatros. Sin embargo habitar en estos espacios implica también tener que sufrir con la movilidad, con los espacios cada vez más reducidos, los cada vez más altos precios por metro cuadrado y el ruido, entre otros.”

Premio ambiental para el colegio Rochester

La institución incentiva la formación de sus estudiantes en la protección del medio ambiente y su infraestructura está pensada para ello.

 
Colegio Rochester
Colegio Rochester

Además de matemáticas, español, inglés e historia, los estudiantes del colegio Rochester aprenden algo que hoy en día es fundamental: el cuidado del medio ambiente. Y esto se aprende más con el ejemplo, que en libros o cátedras.

Por esta razón, la institución educativa bogotana mereció el Premio a la Protección del Medio Ambiente, galardón otorgado por sus acciones e iniciativas innovadoras en la reducción del impacto ambiental y la mitigación del cambio climático.

El premio lo otorgó Caracol Televisión a tres empresas, de las 197 que se presentaron, que estaban repartidas entre grandes, medianas o pequeñas y comunidades. El colegio Rochester se llevó el galardón en la categoría de empresas medianas o pequeñas.

Colegio Rochester

Ubicado en el municipio de Chía, es el único plantel educativo en Latinoamérica con certificación Leed Gold. Además, el sentido ambientalista del tradicional colegio, comienza por los materiales de construcción, donde sus bloques y su proceso operativo son amigables con el medio ambiente.

Es así como su edificación cuenta con elementos electromecánicos de bajo consumo, adoquines que evitan la liberación de calor, situación que afecta el microclima. De otro lado, el plantel estimula el uso de jabones biodegradables.

Otro aporte al medio ambiente es que sus edificios, denominados ‘hubs’, sólo ocupan el 23% del predio, lo que permite un uso efectivo de las zona verdes; que comprenden una huerta, un invernadero, siete jardines y más de 400 plantas de especies nativas, tanto en el colegio como en el municipio de Chía.

Esta institución cuida además el manejo de los desechos. Es así como desde hace cinco años, ha dejado de enviar cinco toneladas de residuos al relleno sanitario.

Los desperdicios orgánicos se utilizan para generar abono, mientras se busca el ahorro de consumo de un 35% de agua y un 66% de energía eléctrica.

Colegio Rochester

En el caso particular de la reducción en el gasto de agua, el Rochester tiene una planta de tratamiento (Ptar) para las aguas negras y grises que produce la institución. El agua de los baños y la cafetería es tratada en cinco etapas para que pueda ser reutilizada en la descarga de inodoros y riego.

De igual modo, y con el fin de aprovechar la energía solar, la institución tiene tres sistemas distintos.

Las duchas de los vestuarios del centro acuático se calientan con paneles térmicos de placa plana; la piscina se climatiza con paneles solares de polipropileno y sobre unos de sus hubs se encuentra un sistema de energía solar fotovoltaica que produce el 12% de la demanda eléctrica del campus.

El jurado, que escogió al colegio Rochester,  estuvo integrado por Ómar Franco, director del Ideam; Adriana Soto, directora de The Nature Conservancy y Julia Miranda Londoño, directora de Parques Naturales.

Ellos destacaron que esta edificación y su entorno cuentan con acciones eficientes para reducir las emisiones (mitigación) y enfrentar los impactos del clima cambiante (adaptación).

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: