Si utilizas el bus para ir a la universidad, al trabajo o a alguna cita, entenderás lo que significa pasar más de 30 minutos en un trancón, o lo representa estar de pie durante todo el trayecto.

El artículo continúa abajo

Por eso, para que tus días empiecen mejor, y no te estreses mientras te mueves por la ciudad, te damos esta lista de las cosas que no te pueden faltar la próxima vez que uses el transporte público:

Audífonos

Esos son importantes por dos razones principalmente; la primera, para que puedas escuchar mejor las canciones, o si vas a ver una serie, para que no te pierdas ningún detalle.

Y la segunda, para que este momento sea solo tuyo; algunas personas prefieren escuchar su propia música o disfrutar el sonido de los motores y los pitos de los carros.

Una ‘playlist’

Escoge tu ‘banda sonora’, elige esas canciones que te suban el ánimo, esas que te alegren el camino; sabemos que esto puede ser estresante, por eso busca aliviar esa presión con ritmos y letras que te hagan feliz.

No te limites, combina el Vallenato, con el Pop o con música para planchar.

Al menos un episodio de tu serie favorita

Si haces parte de los #AmantesDeLaTV puedes descargar en tu celular uno o dos episodios, dependiendo del tiempo que vayas a pasar en el bus, y verlos para que te distraigas mientras llegas a tu destino.

Con esto hasta puedes alegrarle el camino a otras personas; si estás viendo una comedia y te ríes, algunas pueden contagiase y reírse también.

Un ‘snack’ para acompañar el viaje

Puedes tenerlo de reserva si eres uno de esos pocos afortunados que logra sentarse. Cuando lo escojas piensa en esos que no te estorben; no escojas una hamburguesa o una pizza, elige algo pequeño y que venga en paquete, como el maní, las papas (que no sean olorosas), incluso puedes armar un paquete pequeño de palomitas de maíz.

Una cobija, pequeña, o si quieres mejor una bufanda

Para que te sientas a gusto y te recuerde al calor de hogar incluye en tu ‘outfit’ un accesorio con el que te puedas abrigar; una pashmina, o una bufanda, o si no quieres nada extra, en las mañanas opta por esa chaqueta que te abrigue más.