Desinhibirse y sacar el lado sensual no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Además, expertos aseguran que un estriptis es la mejor forma de hacer un preliminar exitoso, pues no solo estimula al otro sino que crea seguridad en quien lo está haciendo.

Por lo anterior, la sexóloga experta del canal Plátano Melón dio algunos trucos para no fracasar y hacer de la experiencia algo inolvidable.

Pareja

Artículo relacionado

Aunque los excite, no es agradable, ‘tip’ para evitar la arcada durante el sexo oral

  • Ropa

Debe ser ligera y fácil de quitar, es decir que los botones no son una buena opción y mucho menos la ropa ajustada que requiera de una gran destreza.

  • Jugar antes de ponerse la pijama

Este simple acto puede encender todo el ambiente erótico en la cama. El empezar a quitarse suavemente cada prenda y, hacer movimientos sutiles de caderas y brazos para seducir a la pareja.

Además, jugar un poco con la lencería antes de ponerse la pijama (al final no va a ser necesario ponérsela), mostrar sin mostrar crea un ambiente de deseo único.

  • Colocar una silla en medio de la habitación

Sí, suena a cliché pero es que este objeto facilita mucho las cosas. La idea es que sea sólida y no tenga oportunidad de moverse cuando se ponga un pie sobre ella.

Se puede subir un pie arriba y hacer leves movimientos con la cadera, ya sea de espaldas a la pareja o de frente.

  • Ambiente

Una luz suave o velas son ideales para hacer todo más erótico. Menos luz da más seguridad.

Pareja en la cama

Artículo relacionado

El enchufe y otras posturas sexuales “súper pro” para poner picante a la Navidad

  • Música

La experta recordó la importancia de usar temas que hagan sentir a la persona sexy y segura, algo que no sea ni muy lento ni muy rápido para poder seguir el ritmo. Además, tener una buena lista de canciones para que no se acaben antes del show.

Para esto, dejaron una ‘playlist’ que podría ser útil.

  • Baile

Romper el hielo no es fácil cuando se hace por primera vez. Lo ideal es que la persona baile de espaldas a su pareja para empezar a relajarse y empezar a quitarse la ropa sutilmente, dejando siempre a la imaginación.

Luego de que haya confianza se podrá girar levemente la cabeza y regalar algunas miradas incitadoras.

Cuando se llegue a la ropa interior se podrá jugar a quitársela sin hacerlo, esto abrirá el apetito sexual de la pareja. Cuando se quiera hacer contacto lo mejor será agarrar las manos de del otro y guiarlo por el cuerpo, sin darle mucho poder.

Para los más atrevidos, un juguete sexual como un látigo o un vibrador son buenas opciones para complementar el espectáculo.

Esta es la explicación completa: