La decisión de abandonar la masturbación llegó cuando el hombre tenía 20 años, era virgen, no había tenido ninguna relación estable y solía quedarse solo en la casa para sus momentos de onanismo. Además, cuando hablaba con una mujer, automáticamente recordaba que la noche anterior había visto pornografía, y temía que lo señalaran de depravado por eso.

Un día después de su vigésimo cumpleaños, y luego de pasar varias noches pensando en el efecto negativo que podía tener en su vida el consumo de pornografía, decidió abandonar tanto las producciones XXX como la masturbación. No fue nada fácil, según contó a BBC.

Al mes de haber iniciado su abstinencia, impulsada por asuntos espirituales en los que estaba inmersa su madre, recayó, y por eso se sintió mal, ya que deseaba mantener su propósito de no masturbarse por el resto de su vida. Sin embargo, descubrió el movimiento ‘NoFap’, que congrega a personas que deciden abandonar la autestimulación sexual. Allí recomendaron empezaron con un período de 90 días, y así empezó su nueva etapa.

El artículo continúa abajo

El protagonista de esta historia dijo que muchas personas que abandonan la masturbación dicen haber mejorado de sus problemas de disfunción eréctil, pero en este caso, el joven se empezó a sentir más confiado, motivado, con la mente despejada y relajado a la hora de hablar con las mujeres.

Finalmente, cuenta que en los últimos 10 años se ha prohibido consumir pornografía y masturbarse en la medida de lo posible. En su primer intento de abstinencia llegó a 13 meses, pero ahora dice que espera batir el récord y llegar a los 18 meses, antes de conseguir su objetivo final de dejar la masturbación para siempre.