El hombre empezó la charla diciéndoles a los menores que es indispensable que las personas sean sinceras con ellas mismas y con los demás. Esa fue la razón que lo llevó a confesarles que antes solía ser niña.

Esto no es algo que generalmente comparta con los jugadores o la gente que practica deportes porque no es un tema fácil. Tenemos duras reglas en los deportes: de cómo juegan las mujeres y cómo juegan los hombres, y eso no es muy justo”.

En ese momento indicó que cuando era niña practicaba fútbol y siempre le decían que como mujer no podía hacer varias cosas. Otros la criticaban porque era más fuerte y ruda que sus compañeras. Luego, continuó:

El artículo continúa abajo

Es muy importante decirles esto porque así es como construimos comunidad; tenemos que ser honestos y abiertos entre nosotros. Tenemos que amarnos entre todos sin importar qué [suceda] y quiero que sepan que aún soy yo, soy la misma persona que era hace 5 minutos antes de que supieran todo esto”.

Después manifestó que así como él hay muchas personas en el mundo, pero muy pocas comparten esa información. Fue así como los invitó a ser “amables, respetuosos y buenos” con los demás, incluso cuando los otros no lo sean con ellos.

Al final les dijo que estaría abierto a los interrogantes que tuvieran, ante lo cual algunos se animaron a alzar la mano. Sin embargo, parece que a los niños no les molestó ni les incomodó su confesión, ya que le hicieron preguntas que no fueron muy relevantes.

Uno de ellos, por ejemplo, le consultó su edad y él le contestó que ya casi cumplía 37. Otro le contó la historia de una compañera en su colegio que jugaba fútbol y le decían que no era muy buena, por lo que el entrenador lo instó a que la apoyara en su camino como deportista.

En el desenlace del video compartido en YouTube se ve que todos se reúnen y lanzan una porra.