El pequeño reaccionó con felicidad a las caricias del oso de peluche e intentó abrazarlo, pero no pudo por su limitaciones físicas. Solo alcanzó a morder el hocico y rozar su rostro con su cabeza.

Jessie Barber, la madre del menor y quien subió el video a Facebook, escribió en la red social que el Pooh fue muy amable con su hijo y que este gesto le causó una gran emoción.

“Este Winnie the Pooh derritió mi corazón y supo exactamente qué hacer. Pasó más de 10 minutos con nuestro pequeño y amó cada segundo”, afirmó Barber.

El artículo continúa abajo

Barber indicó a Fox News que nunca pensó que el video se volviera viral, y lo compartieran más de 500 mil personas.

Este es el video del conmovedor momento que supera los tres millones de reproducciones: