Uno de los videos fue divulgado por Mirror Media, y allí se ve al monje desnudo, coqueteando con un hombre y preparándose para tener sexo. South China Morning Post informó que en ese momento ambos estaban drogados.

Aunque ese medio indicó que un examante del líder budista habría filtrado las polémicas imágenes para vengarse del religioso, no profundizó en el motivo de esa decisión.

De acuerdo con el periódico, Kai Hong fue arrestado en el templo, durante una redada de la policía. Si bien algunas monjas intentaron retener a los oficiales para darle la oportunidad al líder de esconderse, finalmente los uniformados lo encontraron “con 19 gramos de tabletas de anfetaminas, viagra, condones y una botella de agua bendita llena de lubricante”.

El artículo continúa abajo

Aunque al monje lo llevaron a la cárcel, este fue liberado luego de que él pagara una fianza de 100.000 dólares taiwaneses (un poco más de 10 millones de pesos colombianos). A pesar de esto, según South China Morning Post, las autoridades iniciaron una investigación en su contra.

Según el medio, el líder budista Jing Yao, presidente de la Asociación Budista de China en Taiwán, lamentó lo sucedido, sobre todo porque ocasionó “una reacción contra el mundo budista”. De igual manera, se expresó “avergonzado” de no haber “inspeccionado” el comportamiento de Kai Hong.

Este es el video sexual donde el monje aparece con un hombre: