El menor, nacido en un pequeño pueblo de Uzbekistán, sufrió graves quemaduras en su cara y por eso, durante varios años, no pudo abrir la boca. Sus padres tuvieron que alimentarlo a través de un tubo, lo que causó que sus dientes se pudrieran, informó Daily Mail.

Atormentado por el aspecto de su cara, el pequeño le dictó una carta a su papá donde le pedía a Papá Noel que le diera una nueva. De acuerdo con el medio, este es el desgarrador texto:

“¡Hola Papá Noel! Me quemé cuando era pequeño. Perdí mi cara en el fuego y desde entonces me tengo que esconder de las personas porque me tienen miedo. Yo mismo me tengo miedo cuando me veo en el espejo. No tengo nariz, ni orejas, ni pelo. Mi mamá dice que no iré a la escuela. Esto me duele a menudo, pero no lloro; mi mamá sí. Papá Noel, dame una cara nueva, por favor, y nunca en la vida lloraré. Solo quiero ser como los otros niños”.

El diario inglés indicó que, luego de una cirugía reconstructiva a la que Bakhtiyer se sometió hace poco, él recuperó sus labios, dientes y párpados. Además, en julio pasado, los doctores le insertaron algunos implantes en el cuello para estirar su piel.

El artículo continúa abajo

También te puede interesar

Durante el último año, el niño ha recibido tratamiento médico en una clínica de India. Esto ha sido posible gracias a las donaciones de amigos y familiares, así como por la ayuda de ‘Ya ryadom’ (‘Yo estoy a tu lado’), una organización benéfica, agregó Daily Mail.

Justamente, fue esa organización a la que le llegó la carta de Navidad del pequeño, concluyó el medio.