En el video que fue compartido por Charlene Keightley, en su página de Facebook, se percibe cómo la dueña jala y regaña a su mascota pero no se sabe exactamente por qué. Muchas personas expresan en sus comentarios que podría ser porque el animal intenta resguardarse del calor (29 ºC) que hacía en la playa Branksome Chine, en la ciudad de Bournemouth, Inglaterra.

La grabación ha sido compartida 44 mil veces, tiene 2 millones de reproducciones y los comentarios en contra de la propietaria del Jack Russel no paran. 

El artículo continúa abajo

Es importante recordar que el Reino Unido está pasando por una de las oleadas de calor más fuertes durante la última década, según indica el telediario RTVE, y que varios casos que involucran a animales han tomando mucha más importancia.

Cabe resaltar que algunos activistas junto a las autoridades británicas ya han roto ventanas de carros para salvar la vida de los animales y están llevando a cabo diferentes campañas para proteger sus derechos.