“Cuando llegué a la gobernación, más del 50 % de los funcionarios se retrasaban todos los días, ahora solo el 15 %“, señaló el gobernador orureño, Víctor Hugo Vásquez, al periódico La Patria de Oruro.

Por otro lado, la autoridad departamental premió a aquellos trabajadores que fueron puntuales durante el 2018 con tres días de descanso.

“Sería fácil para mí sancionar y despedir a los que se atrasan, pero debemos generar incentivos y mecanismos como espacio de reflexión, esperando que se corrijan“, explicó Vásquez cuando estaba entregando los relojes despertadores.

El artículo continúa abajo

El Gobernador había alistado 10 relojes despertadores de campanilla, pero solo pudo entregar 6, pues los restantes cuatro tampoco llegaron puntualmente al acto, indicó la agencia AFP.

Desde hace tres años, esta autoridad boliviana reglamentó esta premiación para estimular la puntualidad en la hora de ingreso entre los trabajadores de la gobernación y desalentar la práctica de la denominada “hora boliviana”, que supone constantes retrasos, agregó la agencia de noticias.