De acuerdo con Univisión Noticias, el joven alumno no tenía dinero para darle un buen obsequio a su maestra, por lo que decidió separar los malvaviscos del cereales de su desayuno gratuito y los metió una bolsa de plástico que él mismo creo.

El pasado 19 de diciembre, Uretsky-Pratt, emocionada por tal regalo, decidió contar la historia en su cuenta de Facebook.

Captura
Facebook Rachel Uretsky-Pratt

La profesora recibió de los otros estudiantes perfumes, chocolates, tarjetas e incluso joyas, pero el que más la sorprendió y le gustó fue aquella simple bolsa de malvaviscos, porque “ayudan a poner la vida en perspectiva”.

El artículo continúa abajo

“Este niño quería con todas sus ganas regalarme algo, pero no tenía nada… Y en lugar de no darme nada, este estudiante abrió el cereal que le dan por las mañanas en el desayuno gratuito y se tomó el tiempo de seleccionar cada malvavisco de dentro del cereal y ponerlo en una bolsa para mí”, escribió Uretsky-Pratt junto a la foto del noble regalo.

“Sé agradecido con lo que tienes y con lo que otros te dan… Todo viene desde lo más profundo de sus corazones. Felices fiestas 💕”, analizó Uretsky-Pratt en la misma red social.

La publicación ha sido compartida más de 117 mil veces, tiene más de 347 mil reacciones y 19 mil comentarios.

“Hermoso regalo, este chico es un tesoro con un hermoso corazón”, “Hermoso detalle desde el fondo de su corazón” y “Muy conmovedor y dulce”, son algunos de los comentarios de los usuarios de Facebook que se emocionaron con la historia.