En el canal de YouTube Barry Bee Pranks se llevó a cabo un curioso experimento para descubrir si ellas miran más de la cuenta.

Un hombre puso entre sus piernas un órgano reproductor (de fantasía) e hizo creer que sus partes íntimas tenían un gran tamaño para ver la reacción de las mujeres.

En el video se puede ver cómo todas quedan impresionadas en el metro de Londres, tras la particular broma: