El trabajador de 29 años reveló que la causa del accidente fue “un error en un aparato electrónico”, el que controla los movimientos de la superviga.

“Estábamos haciendo ese trabajo de guiarla, […] de estar como pendientes de que todo fluyera bien. Eso se maneja a base de una tablet y pues le dieron parar y la máquina siguió, llevándose todo por delante”, contó Gutiérrez.

Al no detenerse, la superviga derribó la torre de andamios en la que se encontraban las víctimas (que estaban sujetadas a una línea de vida sobre la misma estructura), cuenta Noticias Caracol.

El artículo continúa abajo

Gutiérrez se salvó porque estaba encima de la superviga. Solamente sufrió un golpe en el hombro con una caja de energía. Fue dado de alta este martes.

“Fue en cuestión de segundos que se descolgaron mis compañeros ya sin querer, eso es algo muy complejo”, afirmó el sobreviviente a Noticias RCN.