Desde la máxima sede de la Iglesia católica se informó el pasado miércoles que el sacerdote recibió una sanción firmada directamente por el sumo pontífice porque tres hombres lo acusaron de haber abusado sexualmente de ellos cuando eran menores de edad.

El religioso había guardado silencio hasta la publicación que hizo este primero de mayo y que tituló “Juan 6, 52-59, alégrate en la persecución”, y fue justamente por esa referencia que comenzó su grabación:

“Esto no nos puede extrañar, es el contexto histórico social en que nace la iglesia hace 20 siglos: la persecución y las dificultades”.

Pero no dejó de hablar de “persecusiones” y, además, destacó un mensaje en el que el papa Francisco se refirió a los sacerdotes “calumniados”:

“Llama la atención que el Jueves Santo, del pasado 9 de abril, el papa dedicara desde El Vaticano su homilía a orar por los sacerdotes y de manera especial referirse a los clérigos calumniados, difamados”.

Luego, detalló que en el Viacrucis, un día después, un sacerdote dio su testimonio luego de ser “perseguido” por 10 años “a raíz de falsas acusaciones, juzgado y luego exonerado”.

Más adelante, el padre Yepes siguió mencionando casos de sacerdotes en los que incluso, dijo, hubo “carnicería mediática” pero que luego se desmintieron los cargos.

Señaló que “una mentira repetida termina creyéndose y se vuelve una verdad asumida”, citando otra vez al papa, cuando aconsejó “no condicionar la opinión de la gente, ni siquiera de los jueces, porque cuando un proceso se lleva a establecer si hay inocencia o culpabilidad ya a partir de los medios digitales se ha proferido un juicio público de condena”.

A lo largo del video de 15 minutos, siguió mencionando referencias iguales sobre “acusaciones que se lanzan con oscuros intereses, con toda la maldad, la astucia y la paciencia en el tiempo”, pero que han sido perdonados por la Iglesia.

Además dijo que así no se tenga la autorización de celebrar la eucaristía no se le puede negar hablar de la palabra de Jesús e invitó a quienes atraviesan lo mismo no dejarse callar, aunque claramente hablando de su caso.

El padre Carlos Yepes ya había enfrentado un juicio por pederastia en Colombia. Un joven lo acusó de actos sexuales y luego se retractó.

Este es su mensaje completo, que en un poco más de 7 horas tenía 15.000 reproducciones y había sido compartido casi 1.000 veces. Además, anunció que seguirá compartiendo videos, pese a la suspensión.