Ante el reprochable acto, que fue recriminado por turistas y residentes de la zona rosa, la líder del gremio de Provenza Juanita Cobollo le reclamó al holandés (identificado en sus redes sociales como Patrick Slurink) por llevar a la mujer amarrada del cuello con una cadena y semidesnuda.

“Este señor dice que estaba grabando un video para que la gente vea que en Medellín los extranjeros pueden venir y andar con prepagos. Dice ser ‘influencer’, no sé de qué, no sé si de la prostitución”, cuestionó Cobollo, mientras grababa con su celular.

“Mire, amor ¿quiere la verdad, o no? Ando todos los días aquí regalando el dinero que hago en Europa”, respondió el hombre, que ha sido criticado fuertemente por miles de colombianos. Pero, además justificó:

“Estoy dando papaya libre en las calles para mostrar a la gente que un rubio como yo puede andar por aquí sin que me amenacen”.

Lee También

Aunque el extranjero en su última respuesta sugirió que quería mostrar otra faceta del país, la primera precisión no cayó bien entre los residentes y turistas de la ciudad que presenciaron el bochornoso acto.

De hecho, Cobollo le reprochó que estuviera “con una prepago en bola”, por lo que él refutó que también trataba de mostrar la explotación, al parecer sexual.

Sobre esa misma situación, este lunes, se refirió el alcalde Daniel Quintero que pidió que el holandés fuera deportado del país.

Este fue el video publicado por Q’Hubo Medellín y en el que se escucha el reclamo y la polémica respuesta del europeo: