Respondió casi 24 horas después de que se hiciera pública la denuncia de la señora Mariela Páez, madre de un niño de 2 años, en Cúcuta, que asegura que evitó una tragedia al notar que le vendieron una droga distinta a la recetada.

“Después de una investigación exhaustiva de la evidencia disponible, no se encontró ningún error del laboratorio”, señala Genfar en el comunicado enviado a medios.

Seguido, dice que tiene en su poder los soportes enviados por la droguería para realizar el respectivo seguimiento.

Tramadol

Artículo relacionado

Confunden (de nuevo) Tramadol con purgante, en otro caso de entrega errada de medicamentos

“Identificamos la trazabilidad de los dos medicamentos y se estableció que corresponde a medicamentos fabricados en dos plantas diferentes y que los lotes de cada uno nunca se mezclaron en la cadena logística. En consecuencia, es imposible que haya habido una confusión por parte del laboratorio que haya llevado al supuesto error de empacado”, explicó el laboratorio.

Así mismo, enfatizó en que está en disposición de las autoridades competentes para suministrar la información y, por ende, aclarar la situación generada tras la denuncia en Cúcuta.

Cabe recordar que la señora Mariela denunció en redes sociales que le dieron el Tramadol cuando había pedido Albendazol, el mismo medicamento que le causó la muerte a dos niños en Bogotá, informó Blu Radio.

La mujer, de acuerdo con la frecuencia radial, dijo que llegó a una droguería (cuyo nombre no especificó) en la ciudadela Juan Atalaya, en Cúcuta, y pidió el Albendazol para purgar a su hijo, de 2 años de edad.

Sin embargo, aunque en la caja del medicamento aparecía el nombre ‘Albendazol’, contenía un recipiente con la inscripción ‘Tramadol clorhidrato’.

Este caso se dio en la misma semana en que ocurrió otro caso de entrega equivocada de medicamentos. Según la denuncia de la afectada, lo cometió la cadena de droguerías Cruz Verde, en una de sus farmacias con sede en Bogotá.