El Gobierno colombiano condenó hoy “vehementemente el secuestro” del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, perpetrado por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) del régimen del mandatario Nicolás Maduro.

A través de un comunicado de la Cancillería, el Gobierno de Iván Duque señaló que “Colombia condena vehementemente el secuestro, por unas horas, del diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional”.

Juan Guaidó, presidente del parlamento de Venezuela.

Artículo relacionado

Video del momento en que encapuchados del Sebin de Maduro detuvieron a Juan Guaidó

Asimismo reiteró que Parlamento es el “único órgano legítimo y constitucionalmente elegido en Venezuela”, al tiempo que rechazó “todo acto del régimen de Nicolás Maduro en contra de la libertad, la seguridad y la integridad de los miembros de la Asamblea Nacional”.

En las primeras horas de este domingo, el Sebin detuvo por algún tiempo al opositor Guaidó cuando se dirigía a un cabildo abierto convocado por la Cámara en el estado de Vargas, cerca de Caracas, pero posteriormente fue liberado.

Juan Guaidó, presidente del parlamento de Venezuela.

Artículo relacionado

Sebin dice que detuvo a Guaidó para salvarlo de atentado; él los acusa de secuestro

Igualmente, Colombia recalcó “su reconocimiento a la Asamblea Nacional de Venezuela” y aseguró que “seguirá apoyando el restablecimiento del orden constitucional en ese país, condición imprescindible para que todos los venezolanos puedan volver a vivir en democracia y libertad”.

El Gobierno Maduro anunció la destitución de los agentes que detuvieron al opositor Guaidó, según informó el ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Rodríguez, en una declaración al canal estatal VTV, aseguró que la detención del diputado fue un acto “unilateral” perpetrado por un grupo de funcionarios que están “en este momento siendo destituidos y están siendo también sometidos a los procedimientos disciplinarios más estrictos”.

Guaidó pidió el viernes apoyo civil, militar y extranjero para asumir el mando del Gobierno en Venezuela en vista de la ilegitimidad que achaca la Cámara y buena parte de la comunidad internacional a Maduro, que juró el jueves pasado su segundo mandato de seis años como presidente.