Los civiles (entre 15 y 20) vinculados al oficial, estaban acompañados por el coronel Rafael Jiménez, segundo comandante de esta división.

También, se destacó que los guías del lugar preguntaron a varios uniformados sobre la presencia del helicóptero MI-17 del Ejército con matrícula EJC – 3384 y, aparentemente se les notificó que se trataba del comandante de una brigada en compañía de su familia. Así lo informó en Blu Radio Camila Zuluaga, periodista de ese medio, a través de su cuenta de Twitter.

Cuando se les preguntó a los implicados sobre el motivo de su presencia en las ruinas, uno de ellos manifestó que “estaban cumpliendo un requerimiento en la zona”, informó Blu Radio.

En la nota periodística se indica que los guías y visitantes del lugar manifestaron su inconformidad al ver de qué manera se utilizó a este lugar emblemático como helipuerto.

En ese sentido, Zuluaga expuso que en el suceso, ocurrido el 17 de abril de 2019, las personas estuvieron en las ruinas durante más de una hora junto con un miembro de las comunidades indígenas y un integrante del Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

En un hecho que seguramente deberá ser esclarecido, causa preocupación del por qué se estaría prestando un helicóptero de propiedad del Estado para facilitar la movilidad de particulares a la zona.