Y aseguran, además, que esa decisión se tomaría el fin de semana antes de Navidad. Blu Radio indicó también que se escogería “por consenso”, a pesar de que el representante a la Cámara Samuel Hoyos es otro de los candidatos uribistas con mucha opción para ‘dar la pelea’ en las próximas elecciones de Bogotá.

La senadora Valencia aseguró, consultada por ese medio, que están “buscando qué es lo que más le conviene a Bogotá y al partido, qué es lo que se debe hacer para mantener viva la llama de este Centro Democrático”.

El artículo continúa abajo

Sobre las razones por las que se tendría que dar la renuncia antes de que inicie el 2019, Blu Radio señala que la dimisión “se debe dar un año antes de la fecha eventual posesión en el cargo”, que en el caso del sucesor de Enrique Peñalosa será el 1 de enero de 2020.

De concretarse la resignación de Valencia y dejar de ser un ‘alfil’ de Álvaro Uribe en el Senado, disputaría la silla en el Palacio Liévano con otros fuertes candidatos como los de la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolff y, posiblemente, Claudia López, entre otros de izquierda.