La ONG Temblores difundió el caso asegurando que se trataba de una “práctica de tortura”, pues el detenido “recibió choques eléctricos con un taser cuando ya se encontraba esposado y reducido”.

Se trata de dos videos en los que se ve cómo los agentes activan el arma eléctrica contra el torso desnudo del joven, pese a que ya lo tienen sometido en el piso.

Los videos que más se han viralizado fueron tomados de la aplicación TikTok y tienen música, pero en las imágenes originales que se han conocido sí se alcanzan a escuchar que se accionan los choques eléctricos en 3 ocasiones:

La grabación generó todo tipo de reacciones, pues muchos ciudadanos lo asociaron con el procedimiento policial que se efectuó contra Javier Ordóñez en Bogotá, en septiembre de 2020, y que terminó con su asesinato.

Ante la denuncia, el comandante del Departamento de Policía de Boyacá, el coronel Jorge Miguel Cabra, confirmó ante medios que los hechos se registraron el miércoles en la tarde cuando sus hombres recibieron una llamada en la que se les informó “una riña entre dos ciudadanos. […] Se acude y se encuentra a dos jóvenes sin camisa forcejeando entre ellos en alto grado de exaltación y bajo los efectos del alcohol”.

Lee También

El oficial detalló lo que sucedió cuando se intentaron conducir a la estación de Policía: “En el procedimiento uno de los dos continúa exaltado, vociferando, es reducido y controlado por unidades de la Policía y también resulta lesionado un uniformado que fue incapacitado por dos días en Medicina Legal y la persona que genera esta situación es colocada a disposición de la Fiscalía“.

Ante la insistencia de los periodistas sobre el procedimiento que se registró en los videos, el coronel Cabra aseguró que el caso ya pasó a control interno disciplinario y se están evaluando todos los videos “para tener claridad absoluta del procedimiento enmarcado en la norma frente a un posible abuso de autoridad”, y que se le hará auditoría a la pistola taser que fue utilizada “a ver si el cartucho fue disparado y si la persona tiene las lesiones en su cuerpo”.

Estas son las explicaciones de la Policía, difundidas por el medio regional 7N Noticias:

Como lo mencionó el oficial, uno de estos jóvenes está detenido y su abogado, Juan Farfán, dijo también ante medios que revisará los informes de la Policía y la Fiscalía pues es posible que lo judicialicen por lesiones personales.

A su vez, le jurista aseguró que se están evaluando las lesiones “de las que fue víctima” basándose en un dictamen pericial practicado por un médico del hospital del municipio.

Por otro lado, el abogado Farfán le agradeció al coronel Cabra que se hiciera presente porque eso indica que pudo haber fallas en el procedimiento porque “se observa que hubo un exceso en la fuerza por parte de las autoridades”, que le provocaron hematomas y algunas lesiones leves por las que le dieron 10 días de incapacidad.

Desde el Congreso, por ejemplo, la representante Katherine Miranda compartió las imágenes y comentó:

“Distinto uniforme, mismas prácticas. Si a este joven lo tenían ya reducido, ¿qué necesidad tenían de ponerle el Taser? ¿Les recuerdo lo qué pasó con Javier Ordóñez?”.

Ante esa y otras reacciones que se han conocido, en Villa de Leyva se está manejando un lenguaje diferente, pues el abogado dijo que, en primer lugar, se buscará una conciliación “por el bien del país” y el cambio que pretende la Policía Nacional.

En el mismo sentido, el oficial añadió que la institución está en un “ejercicio de transformación para que estas conductas se hagan enmarcados en la norma, en el derecho y el respeto por la dignidad del ser humano”.

Por último, W Radio detalló que la Defensoría del Pueblo de Boyacá está haciéndole un seguimiento al caso y difundió los videos con el sonido original: