El chat que Ramírez quiso a enviarle a su asesor y que tuvo el destino equivocado fue conocido en exclusiva por la revista Semana, que lo difundió en sus clásicos confidenciales. El texto decía:

“Juan Manuel, por favor redáctame una nota de condolencias y tenla lista para cuando yo llegue”.

El expresidente le respondió de forma cordial: “Con mucho gusto, pero ¿quién es el muerto?”.

El artículo continúa abajo

De esta manera, la vicepresidenta volvió a cometer un error que tenía un muerto por protagonista. Hace un poco más de una semana, ella anunció por Twitter la muerte del expresidente Belisario Betancur, pero lo hizo de manera errónea. Betancur, finalmente, falleció un día después de esa equivocación de Ramírez.