La cifra la revela Semana, que además menciona la causa por las que las mujeres embarazadas llegan hasta este municipio:

“La mayoría no son inmigrantes que se quedan en el país, sino mujeres que entran por La Guajira en búsqueda de atención médica para un parto, dada la crítica situación de salud pública en Venezuela”.

Además, estas mujeres prefieren llegar al hospital de Soledad porque en los centros médicos de Cúcuta la situación es más crítica por la cantidad de gestantes que requieren atención, según explicó meses atrás Juan Agustín Ramírez, director del Hospital Universitario Erasmo Meoz (Cúcuta), a la agencia AFP.

Sin embargo, la problemática parece ser más grave en la actualidad, pues de acuerdo con la revista: “Hay 8.209 [embarazadas venezolanas] más en cola para dar a luz”.

El artículo continúa abajo

Y aunque la norma obliga a los centros asistenciales a prestar este servicio, uno de los grandes problemas, para médicos y pacientes, es que la demanda de mujeres embarazadas supera los recursos del Estado para cubrirla, poniendo en juego el acceso y la calidad de la atención.

Por su parte, la secretaría de Salud de Soledad, Emilia Elitin De la Peña, suplicó a las autoridades nacionales para que “intervenga con la situación que se vive en el municipio con la llegada masiva de venezolanos”, señaló El Heraldo.