Fue ese noticiero el que publicó parte del video en donde se ve cuando tres hombres jóvenes atacan a otro a disparos, luego de cruzar algunas palabras entre ellos.

En las imágenes, captadas por una cámara de seguridad, se observa que el hombre que falleció estaba parado en un andén con las manos guardadas entre los bolsillos de su chaqueta, y que junto a él había una persona que lo acompañaba.

Por el lugar cruzaron tres jóvenes que iban jugando con un balón, y se detuvieron allí para conversar un momento. De repente, uno de ellos desenfunda un arma de fuego y dispara en varias ocasiones contra el hombre de la chaqueta, sin siquiera darle tiempo de sacar las manos o de que reaccionara.

Herido de muerte, el hombre, de 28 años, cae sobre el pavimento, y es ahí cuando los otros dos jóvenes se acercan para rematarlo.

Este nuevo caso de inseguridad en la ciudad estaría relacionado, de acuerdo con el noticiero, con la reciente captura de un hombre de 40 años conocido con el alias de ‘Osama’, al que la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa presentaron como “el homicida más temido del sur de Bogotá”.

Las autoridades informaron que alias ‘Osama’ sembraba el terror en al menos cinco barrios de la localidad de San Cristóbal, principalmente en Tihuaque, Arrayanes, Rondón, Villa Diana y Juan Rey, y que tenía antecedentes por homicidio, porte ilegal de armas de fuego, fuga de presos, hurtos, amenazas y tráfico de estupefacientes.

Por esta captura, según CM& Noticias, se habría desatado una disputa entre bandas que quieren tener el dominio de estos territorios para controlar el tráfico de drogas.

“Después de la captura de alias ‘Osama’, ha quedado este negocio del microtráfico suelto y los integrantes de estas bandas se estarían ultimando entre ellos”, advirtió el noticiero.

Este hecho violento se conoce en medio de la oleada de denuncias y grabaciones que muestran cómo la delincuencia asecha en las calles de Bogotá y cobra víctimas a diario, como el caso reciente de Oswaldo Muñoz, el hombre asesinado en un bus de Transmilenio en medio de intento por robarle el celular, o el de Deivid Perilla, el joven al que mataron por robarle una gorra en una calle de esa misma localidad.