En la carta, Londoño señala que los avances son especialmente escasos en “el acceso a la tierra”.

Por ello, el líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia le pide a Arnault que intervenga para “asegurar el cumplimiento de lo acordado” en los diálogos de paz de La Habana.

El artículo continúa abajo

Especialmente, le solicita que intervenga para que se proporcione “el acceso a tierras para los exguerrilleros siguiendo los procedimientos ya identificados en el Consejo Nacional de Reincorporación”.

En virtud al acuerdo de paz, cerca de 7.000 guerrilleros dejaron las armas y comenzaron un tortuoso camino de reinserción.