Eso denunció la víctima de 26 años, en Noticias Caracol, donde señaló que por la fuerza de su exesposo en el momento del ataque también sufrió fracturas en sus manos.

La mujer aseguró que unos días atrás había decidido terminar la relación sentimental con el hombre por las diferencias y maltratos de los que era víctima. Por esa decisión, él se había ido de la casa.

Sin embargo, este fin de semana, el sujeto llegó al inmueble a pedirle que volviera a su lado; petición a la que ella negó, según narró en el informativo:

“[El día de los hechos] Yo llegué a mi casa, después de un baby shower donde un familiar, y él ya estaba adentro. Él quería que volviéramos y yo le dije que no y fue cuando me atacó con arma cortopunzante y me hizo 11 heridas en el cuerpo. Después se fue, huyó”.

El artículo continúa abajo

Además, la víctima cuenta que el sujeto le puso seguro a las puertas de la casa, la encerró por varios minutos y comenzó la agresión sin tener ninguna compasión.

“No me dejaba pasar de la sala. No pude salir, hice el intento, pero no pude”, agregó la afectada en ese medio.

Según la mujer, no es la primera vez que su expareja la ataca brutalmente. No obstante, en esta ocasión las autoridades le habrían indicado que para instaurar la denuncia debía suministrar la dirección donde estaba su agresor.