La afirmación la hizo el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, en su cuenta de Twitter en la tarde de este miércoles.

Según el funcionario, la mujer “requirió un servicio de urgencia médica a raíz de las presiones y de su estado anímico”.

Por eso, les pidió tanto a periodistas y medios de comunicación como a distintas organizaciones que se han acercado a ella y a su familia que sean más prudentes.

A esto se le suma que los hijos de Javier Ordóñez, de 11 y 15 años, hacia el mediodía aún no habían sido informados sobre el lamentable deceso de su padre.

Gómez también prometió brindarle apoyo jurídico a la familia, a la que se le vio llorando en las protestas contra la Policía por el abuso de autoridad contra los ciudadanos:

Mientras tanto, las personas que desde hoy lloran a su esposo y padre no solo han recibido el apoyo generalizado de la ciudadanía para rechazar el abuso de varios agentes de la Policía de Bogotá, que podrían terminar investigados por la Justicia Penal Militar, sino que han enfrentado el impacto de la noticia y la atención excesiva sobre su familia.

Por todo ello, desde el Distrito pidieron respetar el duelo de los allegados del abogado, que murió en la madrugada de este miércoles en la localidad de Engativá, después de ser sometido por policías que le propinaron varias descargas eléctricas con pistolas ‘taser’; aunque un testigo asegura que los uniformados también le habrían propinado una golpiza a la víctima cuando la trasladaron al CAI.

Por todos estos hechos, la Fiscalía se sumará a las investigaciones del caso a partir de la revisión de las cámaras de seguridad del sector y con entrevistas a testigos que vieron a los policías cometer el abuso contra el padre de familia de 44 años, como quedó registrado en este video: