Gómez Garzón fue asesinado en horas de la noche de un disparo que hizo blanco en su cabeza, en hechos que ocurrieron en un retén cuando se desplazaba en la carretera que comunica a las poblaciones de Balboa y Argelia, en el sur del Cauca.

La comunidad se desplazó hasta el sitio para exigir una explicación a los militares que estaban en el puesto de control, y allí se encontró con la dura respuesta que dio el coronel Giraldo.

“Yo soy el coronel Gerardo Giraldo, soy el comandante de los soldados que están acá. Yo solo quiero decir que lastimosamente fue un error militar. El suboficial se va a poner a disposición de la Fiscalía…”, aseguró el militar.

Los mismos campesinos grabaron en video la confesión que dio el oficial, y la pieza fue compartida este miércoles en Facebook por Prensa Alternativa Cauca.

En las imágenes se observa que la comunidad se muestra dolida ante las explicaciones que da el militar, y hay momentos de tensión cuando un hombre que dice ser el “primo” de la víctima saca lo que sería un machete e intimida al coronel.

El artículo continúa abajo

De inmediato, varias personas alejan al hombre de allí para evitar un altercado mayor, mientras que el oficial le llama la atención a uno de sus soldados que se acerca con el fusil en la mano.

“Vaya para allá, hombre, no les dije que con el fusil atrás. Los señores no están haciendo nada malo”, dice el coronel.

El Ejército, por su parte, emitió un comunicado en el que asegura que los uniformados requirieron a la víctima en el retén “con el fin de efectuar las inspecciones de rigor”, pero que según las primeras versiones “durante el procedimiento de carácter preventivo, se presentó una situación donde al parecer el conductor trató de abstenerse del registro, lo que al parecer desencadenó el hecho”.