La revista plantea varios escenarios sobre los cuales la ausencia de Álvaro Uribe Vélez supone un cambio de posiciones entre los líderes que dominan los debates en Senado y Cámara.

Los jefes de fuerzas tradicionales “como Germán Vargas, César Gaviria, Aurelio Iragorri y Hernán Andrade (…) negocian de tú a tú cuando el interlocutor es Álvaro Uribe. Pero no sucede lo mismo con uno de sus coroneles”, resaltó la publicación.

Semana agrega que “la relación de poder cambia ante un partido sin líder” y considera que Vargas Lleras será uno de los grandes beneficiados por la renuncia de Uribe al Senado de República.

“Él –sumando a La U y a Cambio Radical– quedaría prácticamente siendo el jefe de la bancada más grande del Senado”, dice la revista.

Pero además agrega esa publicación que sin Uribe como jefe del partido de gobierno en el Senado, el presidente electo Iván Duque se queda sin el apoyo que requería en el Congreso “para manejar una agenda política tan compleja como la que ha anunciado y que pasa por reformas a la paz”.

Pero todavía mucho más grave es que Duque ya no tendría quien haga contrapeso a la oposición que, para la revista, está representada por unos “leones” como son “Gustavo Petro, Jorge Robledo, Iván Cepeda, los senadores de la Farc y hasta Antanas Mockus”.

Finalmente, habría que ver hasta dónde le alcanza al nuevo gobierno para mantener una cierta cohesión de partidos en el Congreso, pese a que Iván Duque anunció que no le apostará por endulzar a los congresistas con cupos indicativos para mantenerlos contentos, apuntó Semana.