William Sánchez, uno de los supuestos afectados por Molina, publicó un video en sus redes sociales retractándose de las denuncias que hizo en Noticias Uno, asegurando que sus primeras declaraciones las presentó “motivado por la rabia”.

“Tampoco es cierto que la concejala me haya despedido producto de una actitud homofóbica. Quiero hacer está rectificación porque no quiero causar daños, no solo a la concejal, sino a su equipo de apoyo, aquellos que fueron durante años, mis compañeros de trabajo”, declaró Sánchez.

No obstante, el noticiero quiso hablar con Sánchez a lo que él se negó, por eso, dice el informativo, “no parece ser una retractación espontánea”.

Y es que el medio obtuvo videos donde se aprecia a la concejala retirando dinero de cajeros automáticos de las cuentas de Carlos Ríos, el primer empleado que denunció a Molina, y que mantiene su queja, de acuerdo al noticiero.

En aquella oportunidad,  Ríos declaró que Molina le quitó 80% de su sueldo y, tras su denuncia, dijo haber recibido amenazas.

Por ahora, el caso sigue en manos de la Procuraduría.