Según Hoy, Diario del Magdalena, los papás de la pequeña habían salido de su residencia a comprar comida a la 1:30 de la madrugada y volvieron a las 3:00, cuando ya se había consumado el crimen.

“De inmediato fue llevada hasta el puesto de salud cercano en donde los médicos en turno dijeron que estaba sin vida”, relató el medio samario.

El artículo continúa abajo

Pese a que se habló de un posible abuso sexual, un comunicado de la Policía de Santa Marta descartó que el agresor haya accedido a la pequeña, como destaca El Informador.

Mientras las autoridades especializadas en esta clase de delitos investigan el hecho para dar con los responsables, el alcalde de la ciudad Rafael Martínez ofreció 30 millones de pesos para quien entregue información que lleve al paradero del asesino.