“Este sujeto fue sorprendido en momentos en el que portaba un brazalete del Inpec y tenía detención domiciliaria por el delito de hurto calificado y porte ilegal de armas”, dijo a Noticias Caracol el Comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, Rolfy Jiménez.

“Además de esto, en el momento de su identificación presentó documentos falsos”, añadió el director.

Según el noticiero, este año las autoridades en Bogotá han sancionado e inmovilizado a más de 3.000 vehículos particulares por prestar el servicio de transporte ilegal y capturado a 19 personas por presentar documentos falsos.

El experto en seguridad Johan Avendaño opinó al medio que “el no tener una base de datos que permita hacer un control y comparar quiénes son las personas que están manejando”, incide en que ocurran casos como este.

Al detenido se le imputarán los cargos de fuga de presos y falsedad personal.

El reportaje destacó que según el Inpec, actualmente en Colombia hay 4.959 detenidos que gozan de presión domiciliaria con brazalete.

Vale recordar que en diciembre de 2018 el Gobierno, a través del Ministerio de Transporte, advirtió que cualquier conductor que sea sorprendido prestando ese servicio (que en Colombia no se ha reglamentado) tendrá una sanción económica y su licencia de conducción puede ser suspendida hasta por 25 años.