“Nosotros salimos un momento a comprar unas cosas, nos demoramos unos 15 minutos y cuando llegamos mi habitación estaba en llamas”, afirmó a Noticias Caracol Daniel Patiño, la persona que dejó el celular cargando encima de la cama.

Aseguró que solía dejar su dispositivo cargando en su casa por horas y nunca se había presentado algún inconveniente. En el incidente, ninguna persona resultó herida, indicó el noticiero.

El artículo continúa abajo

De acuerdo con cifras de Bomberos Bogotá, en lo corrido del 2018 se atendieron en la capital 2400 casos de incendios por dejar dispositivos electrónicos cargando sin ningún monitoreo, reveló el mismo medio.

Las autoridades de emergencia recomiendan no dejar los aparatos electrónicos cargando sobre elementos que sean propensos a incendiarse como camas, sofás y sillas.  

También retirar el cargador de la toma corriente así no este conectado el dispositivo, porque aún hay flujo de corriente que puede causar un incendio.