Sin embargo, el hombre prefirió aferrarse a su motocicleta. “¡Suelta la moto que no importa!”, le gritó un hombre.

Más adelante, el arroyo, formado este martes por las fuertes lluvias en la carrera 19 con calle 36B, reportó El Heraldo, se lo llevó, al igual que a la moto. Por fortuna, el motociclista logró asirse de un tubo. En cambio, su vehículo continuó siendo arrastrado.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, segundos después, al parecer se soltó de nuevo. “¡Ahí va, cójanlo!”, vociferaban los residentes del sector a otros que estaban lejos, para que lo rescataran.

De acuerdo con Noticias Caracol, dichas personas, finalmente, lograron retirarlo del agua.

Asimismo, el noticiero detalló que el motociclista “sufrió algunos golpes en el cuerpo”.