La última de sus víctimas fue una mujer que se atrevió a contar su drama a las autoridades: los menores le habían exigido abandonar el municipio y, ante su negativa, la amenazaron con asesinar a su familia y amigos.

La mujer fue protagonista del operativo policial que permitió la captura de sus verdugos. Los convenció de hacerles un un pago, les entregó el dinero, e inmediatamente una agente encubierta los detuvo, como se aprecia en el video policial publicado por Noticias Caracol.

Uno de los menores tenía cinco expedientes abiertos en el Bienestar Familiar por otras violaciones a la ley, agrega el informativo citando datos del Gaula.

El artículo continúa abajo

Los dos extorsionistas pasarán al menos tres años en una correccional de menores, pero podrían salir antes “si presentan buen comportamiento”, concluye la información.