De acuerdo con los parientes, a las 2:00 de la tarde, Rodríguez Sánchez sufrió un preinfarto en su vivienda ubicada en el municipio de Facatativá, por lo que ellos llamaron a la central de taxis para solicitar un servicio, según el noticiero local Rodrigo Ávila Tv.

El conductor llegó y se estacionó a 10 pasos de la entrada de la residencia, pero al percatarse del grave estado de salud del abuelo no lo dejó subir al vehículo. Así lo denunció Liliana Rodríguez, hija de la víctima, en Noticias Caracol:

“Cuando llegó el taxi número 100 de la empresa Villetax se estacionó frente a la casa, pero cuando vio que mi papi estaba en tan mal estado, el conductor no tuvo problema en decir: ‘No. El señor está muy grave, yo no lo llevo. Llamen a Bomberos’”.

Pese a la increíble respuesta del taxista, asegura la mujer que le insistieron para que lo trasladara al hospital.

El artículo continúa abajo

“Por más que todos le rogamos, y los vecinos le decían que por favor lo llevara porque él estaba ahogándose, el señor arrancó y se fue”, agregó Liliana.

En medio del desespero, la familia Rodríguez Sánchez continuó buscando otro medio de transporte. Esa búsqueda implicó tiempo que le costó la vida al anciano.

“Mientras buscamos otro vehículo, de un vecino que nos hizo el favor, mi papi murió en la camioneta que lo llevábamos”, contó en el noticiero la mujer.

La familia lamentó la negativa del conductor y lo culpó por el deceso. “Si el taxista lo hubiera llevado en su momento habría alcanzado a recibir atención médica”, añadió otro pariente en el medio local.

Por lo anterior el secretario de Gobierno de Facatativá, Francisco Beltrán, sostuvo en el informativo que el taxista incurrió en el delito de “omisión de socorro”, por lo que acompañan a la familia en el proceso legal y en su momento de dolor.