El menor intentó huir corriendo hacia la calle, pero el agresor le persiguió hasta la puerta del templo, donde le golpeó más veces con el arma blanca hasta provocarle la muertem y sin que el pastor y otros feligreses pudieran ayudarlo.

Las cámaras de seguridad de la iglesia evangélica donde ocurrió el asesinato, situada en Palmas, capital de Tocantins, registraron todo el episodio.

La policía abrió una investigación para esclarecer los motivos del crimen y detener al sospechoso, que se marchó caminando tranquilamente tras asesinar al adolescente, según las imágenes de las cámaras de seguridad divulgadas por los medios de comunicación.

Conseguimos identificar al autor, estamos trabajando para capturarlo lo más rápido posible. Había testigos y cámaras de seguridad que nos han ayudado. Lo que aún no está esclarecido es la motivación del crimen”, explicó a los periodistas el comisario encargado del caso, Israel Andrade.

El pastor que oficiaba el culto declaró a las autoridades que el joven le dijo, instantes antes de ser asesinado, que un hombre quería matarlo.

El menor permaneció en el local hasta el final del acto religioso, momento en el cual el agresor entró y se fue directo hacia la parte del altar para apuñalarlo.

Está siendo muy difícil aceptarlo porque no se merecía esto“, señaló la abuela del joven, Cleusa Ferreira, en declaraciones recogidas por el portal G1.

Imágenes fuertes, recomendamos discreción: