En la secuencia se ve Kuzmina sentada frente al empleado de la entidad bancaria, la cual no fue identificada. Luego se quita una bufanda negra y minutos después al ver la negativa del asesor se puso de pie.

La joven intentó seducir al gerente mostrándole sus pechos. Primero se quitó el vestido que tenía puesto y al percatarse de que el hombre se seguía negando, se quitó el brasier.

Su ‘esfuerzo’ no valió la pena, pues el sujeto se levantó, trató de cubrirla y le pidió que se vistiera y se fuera, pues el préstamo le había sido negado.

El artículo continúa abajo

De acuerdo con Daily Mail, el dinero le fue negado, principalmente, porque es una persona con poca solvencia económica.

La propia Kuzmina confirmó el incidente y dijo a los periodistas: “Estoy en una situación difícil. Los que me juzgan no saben lo que harían en mis zapatos”, cita el rotativo inglés.