El hecho desató el pánico en el día del año de las compras por excelencia en Estados Unidos.

No está claro qué motivó el tiroteo ya que la víctima se negó a cooperar.

Videos colgados en las redes sociales mostraban a compradores buscando refugio, mientras que a otros se les pedía que se “agacharan”. Algunos dijeron en Twitter que pensaban que un tirador les estaba atacando.

El artículo continúa abajo

Durante el día, más de 25.000 compradores habían pasado por el centro comercial, informaron medios locales.

“Fue un ataque aislado”, dijo a la AFP el teniente Todd Kelly, del Departamento de Policía de Elizabeth.

Un hombre recibió un disparo en la muñeca en el pasillo del centro comercial Jersey Gardens, entre las tiendas de Tommy Hilfiger y Marshalls.

“No hemos detenido a nigún sospechoso, y la víctima no está cooperando para identificarlo. El centro comercial está seguro y evacuado en este momento”, dijo Kelly.

Las disputas entre compradores que buscan ofertas en el viernes negro a menudo se resuelven con violencia. Once personas han sido asesinadas y 116 heridas durante este día desde 2006, según el sitio web Blackfridaydeathcount.com.