“La condición de las personas heridas aún se desconoce. Una niña se encuentra entre las nueve víctimas”, señaló el departamento de policía en un tuit.

La policía aclaró que en la cifra de nueve víctimas no está incluido el tirador.

Global News citó a una fuente policial que afirma que al parecer el sospechoso abrió fuego contra la policía antes de suicidarse.

Testigos relataron a medios locales que oyeron unos veinte disparos y el sonido de un arma que fue recargada varias veces.

El primer ministro de la provincia de Ontario, Doug Ford, escribió un tuit en solidaridad con las víctimas: “Mi corazón está con las víctimas y los familiares de este horrible acto de violencia armada en Toronto. Gracias a todos los que respondieron con rapidez y ayudaron a todos los afectados”.

Toronto es la mayor ciudad de Canadá, y sus habitantes están preocupados por la alta cifra de tiroteos que ha sufrido: más de 200 este año, alrededor de veinte con víctimas fatales.

Canadá históricamente ha tenido bajos niveles de violencia armada, sobre todo si se compara con los altos índices de su vecino del sur: Estados Unidos.