Así lo informó el portal web del diario ‘Le Parisien’, sobre hechos que tuvieron lugar a primera hora de la mañana, cuando los individuos irrumpieron en el establecimiento, una agencia de Milleis Banque (el antiguo Barclays France), situada en la avenida Franklin-Roosevelt, en el distrito VIII de la capital.

El artículo continúa abajo

Armados, esposaron a los empleados y a los clientes que se encontraban en el interior y obligaron al director, con todo y cinturón de explosivos, a abrirles la cámara donde se encontraban los cofres de seguridad de los clientes.

Antes, cerraron la entrada a la sucursal colocando en la puerta exterior un panel.

Durante horas, pudieron acceder al contenido de una decena de cajillas, para apropiarse de un monto que todavía no ha podido ser calculado, antes de huir sin complicaciones.

Los empleados lograron dar la alarma media hora más tarde, lo que provocó un gran despliegue policial.