Según el mandatario, su Gobierno representará una “oportunidad única de rescatar al país de las amarras ideológicas” y para “combatir la ideología de género” y otros trazos que, en su opinión, imprimieron en la sociedad y la política los anteriores Gobiernos de los progresistas Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

“Convoco a cada uno de los congresistas a ayudar en la tarea de liberar definitivamente al país del yugo de la corrupción, de la violencia, de la sumisión ideológica”, declaró Bolsonaro ante el pleno del Parlamento.

“Vamos a unir al pueblo, a darle valor a las familias, a respetar las religiones y las tradiciones judeo-cristianas”, aseguró en un discurso de escasos diez minutos el nuevo presidente de Brasil, que se comprometió también a promover los “valores” más conservadores de la sociedad.

“Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución brasileña” y “observar las leyes, por el bien del pueblo brasileño”, dijo previo a su discurso el ahora gobernante, quien fue seguido por el nuevo vicepresidente Hamilton Mourao, general de la reserva del Ejército, en un juramento similar con la mano sobre la Carta Magna.

Guardia de Brasil y Jair Bolsonaro

Artículo relacionado

Un Brasil militarizado espera la era Bolsonaro; vicepresidenta representará a Colombia

Jair Bolsonaro
Bolsonaro será presidente hasta el 1 de enero de 2023. / EFE

A la ceremonia, celebrada en el hemiciclo del Senado, asistieron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Uruguay, Tabaré Vázquez. Por Colombia, la designada fue la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

Asimismo, estaban presentes los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, entre otras autoridades.