Una de las víctimas se refirió al agente como un ‘pervertido’ y reveló que su comportamiento se dio desde octubre de 2016 hasta el pasado mes de febrero. Su forma de acoso era exponerse en frente de las mujeres durante las jornadas laborales. En varias ocasiones,  Avosso se masturbaba mientras sus compañeras estaban sentadas al frente de él, al mismo tiempo que les preguntaba si “les parecía raro que estuviera jugando con el mismo” según cuenta el New York Post.

Como señala el mismo medio, otras cuatro mujeres se han declarado víctimas de acoso por parte del oficial. Una de ellas revela que estando recién salida de la academia policial, Avosso se expuso ante ella mientras le preguntaba sobre cuáles eran sus metas como mujer en el departamento. Además, otra ha señalado que, en un vagón del metro, el agente “sacó su pene de los pantalones mientras ella se sentaba a su lado”.

El artículo continúa abajo

Las mujeres no dejan de revelar el tipo de trato que recibían por parte del hombre y han contado, también, que a veces mientras se encontraban solos en la patrulla, él les hacía preguntas y les enseñaba sus genitales.

Durante el juicio, el acusado se declaró inocente y su abogado dice que cuenta con una buena evaluación por parte del Departamento de Policía. Los fiscales por su parte le habrían pedido al juez una fianza de 7.500 dólares pero el juez decidió liberarlo.

Así mismo, el fiscal del Distrito de Brooklyn rechazó cualquier tipo de comportamiento especialmente en el departamento de Policía y pidió una acción interna de parte de la oficina de asuntos internos para que investiguen y tomen las medidas necesarias.

El oficial está casado, es padre de tres hijos y ya ha sido suspendido de su cargo. El próximo juicio será e 2 de mayo de 2018.