Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, convocó a los venezolanos a salir a las calles entre las 12:00 del mediodía y las 2:00 de la tarde hora local locales (11:00 de la mañana a 1:00 de la tarde hora colombiana), desde sus trabajos, casas, escuelas o tiendas, con banderas, cacerolas o pancartas.

“Venezuela se levantó para soñar con el país que queremos. Debemos estar en la calle (…), necesitamos de todos para lograr nuestra democracia”, declaró el opositor de 35 años al llamar a la manifestación.

Aunque la cúpula militar la calificó como un “engaño”, Guaidó insistirá durante esta jornada en la oferta de amnistía a los militares que colaboren con una transición, buscando romper el sostén de Maduro, la Fuerza Armada.

El artículo continúa abajo

El líder parlamentario, con un creciente apoyo internacional encabezado por Estados Unidos, también llamó a esta movilización en respaldo al ingreso de ayuda humanitaria, lo que el gobierno considera una puerta a una intervención militar norteamericana.

Washington dijo tener listos 20 millones de dólares para entregar, en alimentos y medicinas, cuya severa escasez agobia a los venezolanos y ha disparado la migración, cifrada en 2,3 millones de personas desde 2015 según la ONU.